¿Cómo limpiar la suela de una plancha?

Consejos practicos para limpiar la suela de una plancha

¿Cuándo fue la última vez que limpiaste la plancha ? O tal vez una mejor pregunta es, ¿alguna vez has pensado en que es necesario limpiar la plancha de vez en cuando ?

La mayoría de la gente probablemente no lo ha hecho, pero cuando consideras la cantidad de almidón que usas o los restos que pueden estar quemándose en tu ropa – y en tu plancha – mientras presionas las arrugas de una camisa sucia, puedes ver por qué es una buena idea mantener la suela de la plancha prístina. Además, una plancha limpia ayuda a que la herramienta funcione correctamente.

La limpieza de la plancha debe hacerse regularmente porque es fácil que una plancha acumule suciedad y otros materiales. Estos incluyen grasa, suciedad, polvo, trozos de tela quemada, etc.

También es común que la cal se acumule en el interior de la plancha, especialmente cuando se utiliza agua dura en el depósito. Las incrustaciones pueden bloquear los agujeros de vapor, provocando de esta manera ineficacia y un alto consumo de energía.

El método de limpieza preferido : Bicarbonato

Lo que necesitas :

Una plancha, Una superficie plana, agua, bicarbonato de sodio, espátula, paño húmedo, bastoncillo de algodón, agua destilada, paño limpio

Limpiando la suela de la plancha con Bicarbonato de Sodio

  1. Mezclar el agua y el bicarbonato de soda
    Haga una pasta de 1 cucharada de agua y 2 cucharadas de bicarbonato de soda.
  2. Aplique la pasta a la plancha
    Con una espátula, extender la pasta sobre la plancha de hierro, cubriendo las zonas con depósitos minerales.
  3. Limpiar el suelo de la plancha con un trapo
    Limpie la pasta con un paño húmedo.
  4. Limpiar los orificios de vapor
    Sumerja un bastoncillo de algodón en agua destilada e introducirlo en las rejillas de ventilación de la plancha. Vierta el agua estancada que haya quedado en la plancha.
  5. Vuelva a llenar el depósito
    Vierta el agua destilada hasta que el depósito esté un tercio lleno.
    Consejo: Para una solución más fuerte, mezcle 3/4 de taza de agua y 1/4 de taza de vinagre blanco.
  6. Enciende el vapor
    Encienda la plancha a su temperatura máxima y planche al vapor con un paño limpio durante unos minutos, dejando que el agua limpia elimine los depósitos de ventilación.
  7. Vierta el líquido
    Cierre la plancha y vierta el agua restante. Coloque la plancha sobre una superficie que no sea demasiado delicada, en caso de que gotee algún sedimento.

Consejo: Vacíe el depósito de la plancha después de cada uso para evitar que se acumulen depósitos minerales.

Otros métodos para limpiar la suela de la plancha:

1. Usando  hojas de secador.

Usar unas cuantas hojas de secador para frotar la suela de la plancha cuando esté a baja temperatura. Verá que la suciedad y la mugre se desprenden fácilmente.

2. Usando  un paño húmedo y detergente para vajilla.

Una simple limpieza en la parte inferior de la plancha puede eliminar fácilmente el polvo y otra suciedad acumulada. Tenga cuidado de limpiar los conductos de vapor para desatascarlos para que sean más eficientes.

3. Utilizando la función de autolimpieza.

Algunas planchas de vapor vienen con una opción de autolimpieza, las mas modernas. Sostenga la plancha en el baño o en el lavabo y mantenga pulsado el botón de autolimpieza durante aproximadamente un minuto. Una vez hecho esto, escurra el agua y séquela con un paño.

Mira este y otros consejos prácticos para limpiar la suela de una plancha en esta página.